jueves, 31 de enero de 2013

Cáscara de naranja confitada

Cáscara de naranja confitada

Las cáscaras de naranja confitada son una golosina deliciosa, ya sea solas (adornadas con un poco de azúcar) o recubiertas de chocolate. Un acompañamiento perfecto para el café. Lo mismo puede decirse en general de la cáscara confitada de cualquier cítrico.

Además pueden emplearse en multitud de recetas que requieren frutas confitadas entre sus ingredientes, como el stollen, la decoración del roscón de Reyes, numerosos budins, magdalenas, todo lo que se nos ocurra.

La receta es un poco laboriosa de realizar y requiere algo de tiempo, pero no es complicada. Si eres como yo amante de la cáscara de naranja confitada te recomiendo que la pruebes. Empleando simplemente las pieles de la naranja que normalmente tiramos y un poco de azúcar (bueno, un bastante de azúcar) conseguimos unas cáscaras confitadas con una calidad altísima, similar a las que podemos encontrar en las pastelerías más exclusivas y caras y desde luego mucho mejores que las que se pueden conseguir a precios más asequibles.
Cáscara de naranja confitada
Ingredientes
  • 5 naranjas.
  • Azúcar para hacer el almíbar. Se necesitará el peso de las cáscaras después de blanquearlas.
  • Azúcar para decorar las tiras finalizadas.

Preparación
Cáscara de naranja confitada

Eliminar los dos extremos de las naranjas.

Hacer 4 cortes en cada naranja de extremo a extremo y quitar los 4 segmentos de piel incluyendo la parte blanca y procurando que no se rompan.

En primer lugar vamos a blanquear las pieles de la naranja para eliminar el amargor.

Poner las pieles de la naranja en una cazuela con agua y ponerla al fuego. Cuando comience a hervir dejar cocer durante 5 minutos. Pasado este tiempo tirar el agua, escurrir las cáscaras y enfriarlas bajo el chorro de agua fría.

Poner de nuevo a hervir las cáscaras en la cazuela con agua. Repetir el proceso de hervir las cáscaras y aclararlas 4 veces más. En total las habremos hervido 5 veces.

Cáscara de naranja confitada

Cortar cada porción de cáscara en tiras longitudinales de medio centímetro de grosor. Saldrán unas cinco o seis tiras por cada trozo de cáscara. Hay que manipularlas con cuidado porque ahora las cáscaras están blandas y se romperán más fácilmente.

Cáscara de naranja confitada - Haciendo tiras

A continuación vamos a preparar el almíbar para confitar las cáscaras. Pesar las cáscaras. Poner en una cazuela el mismo peso de azúcar que las cáscaras y la mitad de su peso de agua. Por ejemplo en mi caso las cáscaras pesaban 420 gramos, así que he puesto 420 gramos de azúcar (el mismo peso de las cáscaras) y 210 gramos (o mililitros) de agua (la mitad de peso de las cáscaras.)

Poner el almíbar al fuego hasta que todo azúcar esté disuelto y comience a hervir. Remover de vez en cuando para que todo el azúcar se disuelva de forma uniforme y no se queme.

Cuando comience a hervir el almíbar sumergir las tiras de cáscara de naranja en el almíbar y bajar el fuego. Dejar cocer a fuego muy suave durante unas dos horas, hasta que casi todo el almíbar se haya absorbido y las tiras estén blanditas. Remover de vez en cuando para asegurarnos de que no se pega en el fondo. Hacerlo con cuidado para no romper la naranja.

Cáscara de naranja confitada

Una vez que estén cocidas sacarlas de la cazuela (el almíbar se habrá absorbido casi en su totalidad) y colocarlas sobre papel parafinado, separando cada tira para evitar que se peguen entre sí al enfriarse. Yo suelo utilizar papel de horno para ponerlas.

Cuando estén frías y secas se rebozan en azúcar para darles el acabado final.

Cáscara de naranja confitada

Otra opción deliciosa con las cáscaras de naranja confitadas es cubrirlas con chocolate. Para ello fundir el chocolate de cobertura en el microondas o al baño María. Sumergir brevemente cada tira y dejar secar. Queda muy vistoso si dejamos un extremo sin cubrir por el contraste entre el color oscuro del chocolate y el naranja brillante de la naranja confitada.

Guardadas en un tarro hermético en la nevera se conservan en perfecto estado durante un largo tiempo.

Cáscara de naranja confitada

Variaciones: cáscara de limón confitada

Cáscara de limón confitada

Siguiendo la misma receta podemos confitar las cáscaras de cualquier cítrico: pomelo, limón. Debemos tener en cuenta al prepararlas que otros cítricos como el limón son bastantes más ácidos y mucho menos dulces que la naranja, por lo que las cáscaras confitadas serán mucho más fuertes de sabor, sólo aptas para amantes de lo ácido. Eso sí, si nos gusta el sabor ácido del limón son deliciosas.

Cáscara de limón confitada

Como para el relleno del stollen necesitaba también cáscara de limón confitado aproveché que iba a preparar las de naranja y confité también la piel de unos cuantos limones. Total, cuesta lo mismo vigilar a la vez dos cazuelas. Para ello empleé la piel de 5 limones. Para aprovechar la pulpa, como en el caso de los limones no creo que a nadie le resulte atractivo servirlos de postre como en el caso de las naranjas, se puede intentar extraer el zumo de los limones una vez pelados para no estropear la cáscara (yo congelo el zumo en una cubitera y luego lo voy sacando cuando lo necesito) o podemos hacer una mermelada de limón.

Cáscara de limón confitada

La técnica para confitarlas es la misma que he descrito para las naranjas. Escaldamos las pieles 5 veces, los cortamos en tiras y luego los cocemos lentamente durante unas dos horas en un almíbar hecho con su mismo peso de azúcar y la mitad de agua. Para que os hagáis una idea las cáscaras de los 5 limones una vez cocidas pesaron 225 gramos, por lo que preparé el almíbar con 225 gramos de azúcar y 110 ml. de agua. Dejar secar sobre papel parafinado y decorar con azúcar como las cáscaras de naranja.

Cáscara de limón confitada Cáscara de limón confitada

5 comentarios:

  1. Acá de nuevo, la hice quedo perfecta. Gracias por la receta!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te hayan quedado bien. Es increible lo que se puede hacer con unas simples cáscaras de naranja.

      Eliminar
  2. Muy buenas recetas , las voy a preparar en especial las naranja y limón , para aplicarlas en la confección de panettones
    Gracias
    Saludos
    Pablo Antonio

    ResponderEliminar
  3. Me han gustado mucho. También las hice de toronja.

    Gracias

    ResponderEliminar
  4. Hola, me encanto la receta la voy a hacer,me parecen muy lindas para hacer dulces de navidad.

    ResponderEliminar