domingo, 24 de febrero de 2013

Ensalada de garbanzos con aguacate

Ensalada de garbanzos con aguacate

Aunque normalmente solemos asociar las legumbres con potajes y platos de cuchara la verdad es que dan mucho juego como ingrediente principal de ensaladas. Conseguimos en este caso ensaladas más contundentes que pueden servirnos muchas veces como plato único y por otro lado platos de legumbres más ligeros. Me parecen una forma especialmente útil para consumir legumbres en verano (con el calor los platos de cuchara no apetecen demasiado), aunque las preparo a menudo durante todo el año.

Los garbanzos son la legumbre que más uso en ensaladas. Esta que pongo hoy es una de mis preferidas. Junto con los garbanzos el principal ingrediente de la ensalada es el aguacate. Me gusta mucho el contraste entre la textura cremosa del aguacate y la textura más crujiente de otros ingredientes como el pepinillo, la cebolla o el pimiento. Me encanta hacerla con aguacates muy maduros, porque en este caso más que un ingrediente de la ensalada parece casi un componente del aliño que cubre casi cada trocito del resto de los ingredientes.

La ensalada se aliña con una vinagreta a la que añado un poco de mostaza de Dijon. A mí me gusta mucho como queda con mostaza a la antigua (la de las semillitas), pero si os gusta más podéis emplear la normal.

Yo suelo realizar la ensalada casi siempre con garbanzos cocidos en casa. Me gusta más su textura que lade los de bote, que me parece que están buenos también. Supongo que es porque les doy el punto de cocción que a mí me gusta. Sin embargo si tenemos prisa o simplemente nos da pereza cocerlos, los garbanzos de bote son una opción perfecta para preparar rápidamente esta receta o cualquier otra ensalada con garbanzos. Una forma rápida y sencilla de preparar platos ricos y saludables.

Ensalada de garbanzos con aguacate
Ingredientes
  • 300 gramos de garbanzos.
  • 1 augacate maduro.
  • 2 tomates medianos.
  • Media cebolla mediana.
  • Medio pimiento. Puede ser natural o asado de bote, el que más nos guste.
  • 8 pepinillos medianos.
  • 2 cucharadas de vinagre (yo he usado de Módena).
  • 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • 1 cucharadita de mostaza de Dijon. Suelo emplear a la antigua, pero puede emplearse la normal sin semillas.
  • Sal.
  • Pimienta negra.

Preparación

La noche anterior se ponen los garbanzos en remojo en un recipiente con agua. El agua deberá llegar al menos un par de dedos por encima de los garbanzos, ya que crecerán bastante.

Al día siguiente escurrimos los garbanzos del agua de remojo y procedemos a cocerlos. Yo los cuezo normalmente en la olla express ya que se ahorra mucho tiempo. Ponemos la olla con agua y un pellizco de sal en el fuego. Cuando rompa a hervir añadimos los garbanzos escurridos (recuerda que los garbanzos se ponen a cocer siempre en agua hirviendo, mientras que el resto de las legumbres se ponen en agua fría). Tapamos la olla y una vez que han salido los dos aritos dejamos cocer unos 25 minutos. Para saber cuánto tiempo necesitan en cada modelo se olla se deben consultar las tablas de cocción que traen.

Una vez que están cocidos abrimos la olla (después de haber extraído el vapor como indican las instrucciones) y escurrimos los garbanzos. Dejamos que se enfríen antes de usarlos en la ensalada.

Si usamos garbanzos de bote nos ahorramos todos los pasos anteriores, aunque yo si tengo tiempo prefiero cocerlos yo misma, me parece que quedan más ricos que los de bote, que por cierto me parecen una opción fantástica para preparar una comida rápida y saludable. En este caso simplemente los sacamos del tarro y los escurrimos.

Abrimos el aguacate. Con un cuchillo partimos las cáscara todo a lo largo hasta llegar a la pepita. Separamos las dos mitades. Quitamos la pepita. Si el aguacate está bien maduro la pulpa se extrae fácilmente parando un cuchillo o una cucharilla entre la carne y la cáscara. Ponemos la carne sobre la tabla de picar y con ayuda de un cuchillo la picamos en trozos muy menudos. Si el aguacate está muy maduro más que quedarse en trocitos quedará casi hecho puré. No te preocupes, da a la ensalada un toque cremoso muy agradable. Ponemos el aguacate troceado en un fuente amplia en la que vayamos a mezclar la ensalada.

Troceamos los tomates, la cebolla, el pimiento y los pepinillos en trocitos muy menudos y los añadimos a la fuentes.

Ponemos los garbanzos escurridos y fríos en la misma fuente.

A continuación preparamos el aliño. Ponemos en un recipiente el aceite, el vinagre, la cucharadita de mostaza y sal y pimienta al gusto. Mezclamos bien con un tenedor. A mí para preparar los aliños me parecen muy cómodos los tarros de conserva vacíos: ponemos los ingredientes dentro, los cerramos y agitamos bien para que mezclen. Ponemos el aliño en la fuente con el resto de los ingredientes.

Mezclamos bien los componentes de la ensalada y el aliño y repartimos en platos de servir. La ensalada queda mucho más vistosa si se sirve recién hecha antes de que el aguacate tenga tiempo de oscurecerse.

Ensalada de garbanzos con aguacate

En esta última foto pueden verse con más detalle los componentes de la ensalada.

Ensalada de garbanzos con aguacate

No hay comentarios:

Publicar un comentario