jueves, 22 de octubre de 2015

Blaa

Blaa

El blaa es un panecillo de pan blanco, con corteza blanda y cubierta de harina, muy típico de los condados de Waterford, Kilkenny y Wexford, en Irlanda. Los blaa elaborados en Waterford, los más famosos, presumen de tener desde el año 2013 una indicación geográfica protegida otorgada por la Unión Europea.

El blaa ha sido escogida por Bake the world como receta para este mes de octubre.

Blaa

Para elaborar estos panecillos se emplea una masa de pan de trigo blanco muy simple, a la que se añade un pelín de azúcar y en algunas de las recetas que he visto mantequilla, prácticamente una masa de pan blanco básico, un poco suavizada por estos dos ingredientes. El horneado de los panecillos no debe ser muy prolongado, de modo que la corteza no se dore demasiado y no quede muy gruesa, debe ser más bien blandita.

Los blaa pueden tener forma redonda u ovalada, que parece ser la original. Una vez formados se colocan bastante próximos entre sí, de modo que al crecer en el levado y en el horno se unan un poco entre sí. Imprescindible espolvorearlos con harina antes de meterlos en el horno para que adquieran su tradicional aspecto.

Tradicionalmente son panecillos de desayuno (con mantequilla y mermelada están fantásticos), aunque son también muy ricos para todo tipo de bocadillos.

Blaa

Al parecer estos panecillos fueron introducidos en Irlanda a finales del siglo XVII por los hugonotes huidos de Francia a causa de la persecución religiosa. La palabra blaa según algunas teorías derivaría de la palabra francesa blanc, blanco, en referencia a que el pan se fabrique con harina blanca. Otras teorías postulan que el nombre derivaría más bien de blé, trigo. A mí personalmente me gusta más la segunda opción, ya que la similitud fonética me parece bastante elevada.

Blaa

Ingredientes
  • 500 gramos de harina panadera.
  • 300 ml. de agua tibia.
  • 10 gramos de levadura de panadero fresca.
  • 10 gramos de sal.
  • 10 gramos de azúcar.
  • 10 gramos de mantequilla.

Blaa
Preparación
Blaa

Poner todos los ingredientes en un bol.

Mezclar bien con la mano o con una rasqueta hasta que se absorba todo el agua.

Volcar la masa sobre la encimera y amasar unos 10 minutos hasta que esté lisa y elástica. Es una masa muy agradable de trabajar ya que al no tener una hidratación elevada enseguida deja de pegarse a las manos y la encimera.

Formar una bola con la masa y colocarla en un cuenco. Taparla bien para evitar que se reseque.

Dejar reposar en un sitio cálido durante durante una hora y media más o menos, hasta que aumente de volumen.

Blaa

Amasar la masa suavemente para desgasificarla. Taparla de nuevo y dejar reposar durante 30 minutos.

Pasar la masa a la encimera. Si se pega espolvorear primero la superficie con un poco de harina, pero si no se pega mejor prescindir de ella. Yo por ejemplo en la encimera de granito con estas masas no necesito poner harina para que no se pegue.

Dividir la masa en porciones para formar los panecillos. En la mayoría de recetas que he visto con esta cantidad de masa forma 8 panecillos, que tendrían unos 100 gramos. Yo he hecho porciones un poco más pequeñas, formando diez panecillos de un poquito más de 80 gramos.

Poner sobre la encimera una hoja de papel de horno y espolvorear con un poco de harina.

Con cada porción formar una bola tensa.

Colocar las porciones formadas sobre el papel de horno. No colocarlas demasiado alejadas entré sí, de modo que al aumentar de volumen se toquen entre sí.

Tapar y dejar reposar en sitio cálido durante una hora y media aproximadamente.

Blaa

Precalentar el horno a 220 ºC.

Espolvorear la superficie de los panecillos con un poco de harina para darles el aspecto tradicional de los blaa.

Poner los panecillos en la parte media del horno, sobre la bandeja.

Hornear durante 20 minutos. Transcurrido este tiempo al golpearlos en la base debería sonar a hueco. La corteza debe seguir siendo más bien blandita y no tienen que coger demasiado color.

Sacar los panecillos del horno y dejarlos enfriar sobre una rejilla antes de comerlos.

Blaa

Tradicionalmente se comen rellenos, con mantequilla y mermelada para el desayuno o a modo de bocata con todo lo que se nos ocurra.

Blaa

La miga es tupida pero suave.

Blaa

6 comentarios:

  1. ¡¡Tremendos te han quedado estos panecillos!! Rozan la perfección =)
    Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Se ven esponjosos y muy ricos, lindas fotos.
    deliciosos panecillos.

    abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Con estos ingredientes, conseguiste unos panes Blaa magníficos!!! Nos encontramos en el próximo reto Bake the World!! Besos,

    ResponderEliminar
  4. Te han quedado muy bien formados. Los míos quedaron tipo pan normal, con la corteza más dura.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  5. Te quedaron estupendos, todos hemos disfrutado de esa miga tan deliciosa que tienen estos panes.
    Abrazos panarras.

    ResponderEliminar
  6. Se ven muy esponjosos seguro que disfrutasteis de ellos mucho.
    Besotes y nos vemos en la próxima

    ResponderEliminar