lunes, 24 de abril de 2017

Gelatina de fresas

Gelatina de fresas

Recuerdo que la primera vez que vi la gelatina de frutos rojos en Postres, de Michel Roux, que es el origen de esta gelatina de fresas me enamoré totalmente de la receta. La idea era tan sencilla, tan simple y tan atractiva visualmente con ese intenso color rojo traslúcido que me cautivó totalmente. La receta no puede ser más simple, fresas troceadas (frutos rojos en el caso de la receta original) cocidas brevemente en un almíbar, hechas puré y solidificadas con gelatina. Un postres estupendo con fruta natural y un sabor riquísimo, fresas comidas a cucharadas. Y con un puntito casi de chuchería para niños que lo hace muy divertido. Me parece un postre estupendo para cualquier día, pero en primavera me encanta para servirlo después de una comida pesada o cuando sé que los comensales no son muy golosos, porque es un postre que no empalaga lo más mínimo.

Gelatina de fresas

Con la cantidad de gelatina empleada no queda completamente sólido, queda todavía un poquito temblón, con una textura muy cómoda para comerlo en vasitos.

Para servir el postre uso vasitos pequeños. Con estas cantidades salen 6 raciones de unos 125 ml. Si no tenemos otros vasitos para este tipos de presentaciones son muy cómodos los envases de cristal en los que vienen algunos yogures y postres lácteos. Hay algunos que son bastante monos y tienen un tamaño adecuado para una ración de postre.

Se puede emplear la misma receta con otras frutas, ya sea en forma de puré o de zumo, teniendo en cuenta eso sí que las frutas tropicales no se llevan bien con la gelatina y no cuaja. Es una pena porque hay que reconocer que la idea de preparar este postre con kiwis y su intenso color rojo sería muy atractiva.

Gelatina de fresas

Ingredientes
  • 500 gramos de fresas.
  • 150 gramos de azúcar.
  • 150 ml. de agua.
  • 6 hojas de gelatina.

Gelatina de fresas
Preparación
Gelatina de fresas

Poner las hojas de gelatina a remojo en agua fría para que se hidraten. Es conveniente consultar las instrucciones del fabricante en el envase, pero normalmente es suficiente con 5 minutos.

Lavar las fresas sin eliminar el pedúnculo y sin dejarlas en remojo.

Eliminar el pedúnculo de las fresas y trocearlas.

Poner en un cazo el agua y el azúcar.

Poner el cazo al fuego. Remover hasta que se disuelva el azúcar.

Cuando comience a hervir bajar el fuego y dejar cocer un par de minutos.

Añadir las fresas troceadas al almíbar y cocer cinco minutos más a fuego suave. Apartar del fuego y dejar reposar 5 minutos.

Triturar las fresas con el almíbar. Cuidado con las salpicaduras porque el almíbar estará todavía caliente.

Si se quiere se puede pasar el puré de fresas por un colador para eliminar todos los cuquitos.

Escurrir las hojas de gelatina apretándolas en el puño y añadir al puré de fresas caliente.

Remover bien para disolver la gelatina.

Verter el puré en 6 vasitos individuales.

Cuando se enfríen meter en la nevera hasta que solidifique la gelatina (al menos 3 horas).

Gelatina de fresas

No hay comentarios:

Publicar un comentario