miércoles, 27 de noviembre de 2013

Baozi - Bollos chinos al vapor

Baozi - Bollos chinos al vapor

Los baozi son unos bollitos de pan chinos. Tienen la peculiaridad de que no se hornean como estamos acostumbrados a hacer en Occidente, sino que se cuecen al vapor, como es frecuente hacer en la cultura china. Los baozi están habitualmente rellenos. Lo tradicional es un relleno de carne de cerdo, pero podemos emplear cualquier relleno que nos guste.

Estos sorprendentes bollitos han sido elegidos Bake the world como propuesta para el mes de noviembre.

lunes, 25 de noviembre de 2013

Crema de castañas al chocolate

Crema de castañas al chocolate

Llega el último lunes de este noviembre ya invernal y con él el reto dulce de Tia Alia. Este mes hay una pequeña novedad y es que no ha sido Carmen quien ha elegido las recetas del reto. Este mes ha sido Yolanda, de Cocido de sopa, la encargada de decidir las recetas que se van a elaborar. Y la receta elegida han sido unas castañas al chocolate, una carlota rellena con una rica crema de castañas al chocolate. Un postre muy apropiado para la época con la otoñal castaña como protagonista.

Logo reto tía Alia

domingo, 24 de noviembre de 2013

Broa de milho (Pan de maíz portugués)

Broa de milho

La broa de milho es un pan de maíz y centeno muy típico de la zona norte de Portugal, popular también en algunas zonas del noroeste de España. Son panes grandes, redondos y bastante planos, con la superficie enharinada llena de grietas producidas al crecer el pan que dejan ver el color menos tostado de la masa. El sabor es ligeramente dulzón, con una miga de color bastante amarillo y que se desmorona con mucha facilidad, húmeda y jugosa.

En la zona norte de Portugal la broa es el pan tradicional, tanto que la palabra sirve para designar tanto al pan como al propio maíz.

La broa, tan típica de nuestros vecinos portugueses, ha sido elegida en El foro del pan como receta para este mes de noviembre: Broa de milho en el foro del pan. Recomiendo encarecidamente la lectura de la amplia y completísima introducción que abre el hilo.

viernes, 22 de noviembre de 2013

Bizcochos de soletilla

Bizcochos de soletilla

Los bizcochos de soletilla son muy versátiles en repostería. Estos pequeños bizcochitos alargados son deliciosos por sí solos, o acompañando un café con leche o un chocolate cuando nos apetece algo más ligero que los tradicionales churros. Como absorben muy bien todo tipo de líquidos se usan con frecuencia como base para todo tipo de postres, como el tiramisú italiano, en el que empapados de café sirven de base para capas de crema de mascarpone.

Si en vez de darles forma alargada extendemos la masa sobre la bandeja del horno o en un molde de bizcocho tendremos una estupenda base para tartas que puede emplearse también para tartas enrolladas como el brazo de gitano.

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Calabacines rellenos

Calabacines rellenos

Me gustan los calabacines. Es una verdura que empleo mucho en todo tipo de salteados o asada a la plancha como guarnición, además de emplearlas en cremas y purés. Yo había visto siempre los alargados, hasta que el año pasado empecé a ver en algunos blogs estos calabacines redondos que hasta entonces no conocía. No hay diferencia de sabor con los normales, los alargados, pero para rellenar tienen una forma preciosa, tan redonditos como son. Creo que quedan mucho más vistosos que los otros.

Si no encontramos calabacines redondos (sólo los he visto en el Lidl) podemos emplear los alargados y rellenarlos de la forma tradicional, abriéndolos a lo largo.

domingo, 17 de noviembre de 2013

Mermelada de pera a la vainilla

Mermelada de pera a la vainilla

Aunque las peras están disponibles en las fruterías todo el año para mí es una fruta principalmente otoñal, y es en esta época cuando disponemos de mayor variedad de especies.

Con las peras se puede elaborar una mermelada deliciosa y original que no es muy frecuente encontrar en las tiendas. Perfumada con una rama de vainilla adquiere un aroma y sabor muy delicados, con un toque de vainilla exquisito que se nota perfectamente tras el sabor de la pera. La vainilla decora además la mermelada con diminutos puntitos procedentes de su interior.

viernes, 15 de noviembre de 2013

Garbanzos con langostinos

Garbanzos con langostinos

Los garbanzos con langostinos son un plato muy popular en algunas zonas de la costa andaluza. Un fantástico ejemplo de la buena pareja que forman la legumbres y los pescados y mariscos. Un plato de cuchara muy sabroso, de esos que apetecen tanto ahora que llega el frío.

Recuerdo que cuando yo era pequeña los langostinos eran un plato de lujo que sólo aparecía en nuestras mesas en Navidad y en ocasiones muy señaladas. Ahora se han convertido en un producto muy asequible, de modo que podemos disfrutar de ellos con frecuencia, ya sea sólo o formando parte de todo tipo de platos. Combinados con garbanzos como en esta receta resulta un plato exquisito.

martes, 12 de noviembre de 2013

Lubina al horno

Lubina al horno

Hace algunos años la lubina era un pescado de lujo sólo asequible a bolsillos pudientes y ocasiones especiales. Con la llegada de las lubinas de piscifactoría se ha vuelto más democrático y es un pescado muy asequible. ¿Qué las de piscifactoría no son ni de lejos como las salvajes? Seguro, pero la mayoría de nosotros no podríamos permitirnos comprar lubina salvaje de forma habitual, mientras que su humilde hermana de piscifactoría está al alcance de la mayoría de los bolsillos. Su calidad será inferior, pero aun así es un buen pescado por debajo de 10€ todo el año.

Es un pescado sabroso que no necesita muchas complicaciones en su preparación. Pueden prepararse simplemente en el horno o abiertas y a la plancha.

A mí personalmente me gusta mucho el horno para cocinar. Me declaro fan del horno. Me parece una forma sencillísima de obtener platos muy ricos de una forma muy sencilla y sin apenas dedicarle tiempo y esfuerzo. Tampoco hacen falta recetas muy complejas para conseguir un plato delicioso. Basta con añadir un chorrito de aceite y unas especias y verduras para obtener platos muy sabrosos. El horno necesita un ratillo para cocinar los platos, cierto, pero no requiere que estemos ahí delante vigilando. Basta con que pongamos el tiempo requerido (una vez que conocemos nuestro horno los tiempos son siempre muy similares) y podemos dedicarnos tranquilamente a otra cosa mientras el horno hace su trabajo.

domingo, 10 de noviembre de 2013

Chapata

Chapata

La chapata, ciabatta en el nombre original en italiano, es junto con la baguette uno de los panes más populares. Curiosamente se trata en los dos casos de panes modernos, recientes. La chapata por ejemplo es una recién llegada, una jovencita surgida en los años 80, que en tan corto espacio de tiempo se ha hecho un hueco importante en nuestras preferencias.

Es un pan rústico, alargado y más bien ancho, no muy alto, con la corteza crujiente y una miga muy hueca y con grandes alveolos irregulares resultado de una hidratación muy alta. Un pan con el que se unta bien en las salsas y muy cómodo para hacer bocadillos. Su nombre original en italiano, ciabatta, significa literalmente zapatilla y procede de su parecido con las zapatillas usadas por los bailarines en una danza tradicional en la región del lago Como.

Pertenece a la misma familia de panes rústicos que el Pain à l'ancienne. Las recetas son prácticamente iguales en sus ingredientes, aunque para su elaboración se empleen técnicas distintas que dan lugar a dos pantes diferentes. Mientras que para el pain à l'ancienne se usa una larga fermentación en frío para la chapata se suelen emplear grandes cantidades de poolish, que incrementan notablemente su sabor. Sorprendente una vez más la enorme variedad de panes que pueden conseguirse con distintas técnicas.

jueves, 7 de noviembre de 2013

Fabes con almejas

Fabes con almejas

Las fabes con almejas (en asturiano lo correcto sería decir fabes con almejes) son un plato muy conocido de la cocina asturiana. Aunque es un plato relativamente reciente se ha convertido en todo un clásico y es sin duda uno de los recetas más populares en las que se mezclan legumbres con marisco.

Estamos acostumbrado a que los potajes más clásicos combinen las legumbres con productos del rico cerdito. Sin embargo la combinación de legumbres con productos del mar, ya sea pescados o mariscos, da lugar a una amplia gama de platos que resultan también muy sabrosos y con la ventaja de que por lo general son más ligeros que los ricos potajes que contienen productos cárnicos.

martes, 5 de noviembre de 2013

Pisto a mi manera

Pisto

El pisto es un plato típico de la gastronomía española que consiste en una fritada de verduras de composición variable, normalmente dependiendo de lo que proporcione la huerta en cada momento. El pisto por antonomasia es el pisto manchego, aunque sea una receta que se prepara de forma habitual en toda España.

El pisto auténtico lleva únicamente pimiento (rojo y verde), tomate y calabacín, aunque los ingredientes varíen dependiendo de la zona o de la temporada. Yo por lo general no pongo pimiento verde nunca (no me gusta mucho el pimiento verde, al contrario que el rojo, que me encanta de todas las formas posibles) y añado cebolla y berenjena (lo de la beranjena no sé si es muy ortodoxo), así que prefiero llamarlo pisto mi manera en vez de pisto manchego.

En muchas zonas de la península y en general en todo el sur de Europa son habituales las recetas de verduras similares al pisto. Sólo por citar algunas encontramos la Xanfaina catalana, la alboronía, la piperrada, la kapunata maltesa, la ciambotta típica del sur de Italia o la ratatouille francesa, que aunque pueda sonar más sofisticado por lo bien que han sabido vender los franceses su cocina no deja de ser un tipo de pisto.

domingo, 3 de noviembre de 2013

Peras al vino

Peras al vino

Las peras al vino es una receta clásica, de esas que se han hecho desde siempre en muchas casas, tanto por la sencillez de su elaboración como por lo simple de los ingredientes necesarios.

Es una receta muy sencilla, en la que las peras se cuecen en vino con azúcar aromatizado con diversas especias. Lo más clásico es emplear un palito de canela y cáscara de naranja y limón, que son ingredientes muy habituales en la mayoría de las despensas, pero podemos dejar volar nuestra imaginación y emplear otras especias. ¿Por qué no añadir una rama de vainilla? O cardamomo, que tan deliciosamente perfuma la repostería nórdica, o unas preciosas semillas de anís estrellado. Lo que más nos guste.

Y como todos los clásicos clásicos de la cocina tiene una ventaja, que si se ha hecho durante tanto tiempo será porque es una buena receta y gusta a la mayoría de la gente.

A pesar de su simplicidad es una receta con una presentación elegante y un resultado delicioso y nada empalagoso, por lo que resultan perfectas como postre después de una comida copiosa.